Microsoft está preparando la nueva versión de su sistema operativo: Windows 7 y para no volver a infringir la ley de la Unión Europea.


Microsoft prepara una versión especial de Windows 7 para Europa que no incluirá su navegador Internet Explorer.

El motivo de la multinacional americana es que no quiere volver a infringir las leyes de la Unión Europea respecto a la competencia.

Esta iniciativa viene de la empresa noruega Opera quien espera convencer a más usuarios a que se adapten a su navegador.

Se espera en otoño la llegada del nuevo sistema operativo Windows 7.