Los fabricantes de PC recibirán a mitad del año próximo Windows 7 para ir instalándose en sus ordenadores y que estén listos para la campaña de navidad 2009.


No han llegado todavía las navidades 2008 que ya se empiezan a hablar de las del año próximo.

Y es que Microsoft ayer en una de sus conferencias dió a entender que los fabricantes de los PCs recibirán su próximos sistema operativo Windows 7 para tenerlo instalado de cara a las navidades 2009.

Las prisas nunca fueron buenas compañeras, pero Microsoft desea intentar convencer a las empresas para que se pasen a un nuevo sistema operativo y esto no ha sido conseguido con Vista.