Microsoft quiere corregir uno de los grandes problemas que ha tenido su sistema operativo Windows Vista, y es la gran cantidad de recursos que consume haciéndolo practicamente insoportable en la gran mayoría de ordenadores de hoy en día. Es por ello que quiere hacer que Windows 7 funcione perfectamente en los PC’s y portatiles del año 2008.

Y es que Microsoft tiene entre ceja y ceja conseguir dar un gran paso adelante con Windows 7 que no consiguió con el actual Vista. Algo así como lo que supuso el Windows 95 cuando salió al mercado.

Para ello se plantean una utilización mejor de los recursos de la máquina, una integración más real y acoplada entre los distintos ordenadores que use el usuario asi como otras mejoras como que esté preparado para las pantallas táctiles.

Y todo ello anunciado ya para principios del año 2010, siendo justamente hoy el día que Windows XP ya no puede ser comprado en tiendas.