Boletín Oficial del Estado (BOE) anuncia en su artículo 197.3 de la reforma de Código Penal, entre seis y dos años de prisión por la intromisión en sistemas ajenos de manera expresa, sin necesidad de que se produzca daño alguno al propietario.

Según dicho artículo “El que por cualquier medio o procedimiento y vulnerando las medidas de seguridad establecidas para impedirlo, acceda sin autorización a datos o programas informáticos contenidos en un sistema informático o en parte del mismo o se mantenga dentro del mismo en contra de la voluntad de quien tenga el legítimo de derecho a excluirlo, será castigado con pena de prisión de seis meses a dos años”.

La nueva ley entrará en vigor dentro de 6 meses, donde además se estipula como delito, según el artículo 248.2 la programación de aplicaciones que permitan la comisión de estafas.