El Alto Mando imperial propuso una idea audaz a Darth Vader. Configurarían su armadura hasta convertirla en un secador del pelo y así lograrían interceptar información clave de los rebeldes mientras la princesa Leia se colocaba los rulos y hablaba  a grito pelado desde el cuarto de baño.

La idea no convenció a Lord Vader, el Alto Mando fue relevado y sus miembros enviados a construir autopistas al planeta Dagobah. Pero el diseño del secador de pelo ha quedado con nosotros, y eso es lo importante.