Al final, problemas de compatabilidad no han permitido cumplir los plazos y que esté disponible el Service Pack 3 del Windows XP. Su salida estaba prevista para el día 29 de Abril, pero desde esta compañía han decidido retrarsarlo.

Según podemos leer hoy en el diario El Mundo, desde Microsoft han dedicido retrasar la salida que estará disponible: “Lo antes posible”.