Tras el cierre de Megaupload su creador Kim Dotcom se propuso relanzar la plataforma de descarga mejorándola, cifrando todos los contenido y dando la responsabilidad al usuario de compartir la clave para descifrar los archivos.

El negocio de nuevo parece perfecto ya que si Mega desconoce los archivos que hay subidos en sus servidores difícilmente podrá filtrar aquello que incumplen el copyright por lo que se evitan que como pasó con su anterior plataforma, el sitio sea clausurado. El nuevo proyecto prevé que el usuario sea quien pueda compartir su clave para permitir a los demás usuarios descargar el material subido previamente.

Otra ventaja es al aprovechar el almacenamiento en la “nube” los datos no se concentrarán en un  solo punto sino que pueden estar repartidos por varios países de forma redundante de ésta forma evita una posible redada. En ésta ocasión si se han cubierto bien las espaldas para evitar otro caso Megaupload y se han rodeado de un importante equipo de abogados que asegura la legalidad del proyecto y si viabilidad.

Esperamos a finales de año para probar ésta nueva plataforma y cual será su repercusión en los próximos meses