La compañía irlandesa de vuelos de bajo coste Raynair está exeperimentando un sistema mediante el cual sus viajeros podrán utilizar su móvil en pleno vuelo.


El precio de estas llamadas será entre 2 y 3 euros el minuto, entre 1 y 2 el envío de e-mail y 50 ctms mínimo para enviar un mensaje.

El experimento se está realizando con la flota de Ryanair que tiene como sede Dublin y será llevado al resto de su flota en el año y medio que sigue.

Este servicio estará disponible para una cincuentena de operadores móviles europeos.