Y es que nadie se libra de estas técnicas de robo de datos a usuarios que inocentemente aceptan correos de invitación a una red social en concreto como ha sido el caso del famoso Facebook.


Miles de correos enviados a usuarios recibiendo invitaciones para conectarse a Facebook o para darse de alta.

Una vez accedido a esta red mediante al enlace que reciben en el correo, pensándonse que están en el verdadero sitio de Facebook, introducen sus datos personales o simplemente su usuario y contraseña.

En realidad están en un sitio de phising que lo que hará será recoger el usuario y contraseña del utilizador pudiendo luego suplantar la cuenta de usuario.

Fuente ESET