Y es que los tiempos están cambiando, Microsoft está ya probando la modalidad de abono y no licencias para su producto más conocido solo superado en popularidad por los sistemas operativos Windows. El usuario ya no comprará Microsoft Office si no que se abonará con pagos periódicos para así obtener todas las actualizaciones, dependiendo del abono tendrán accesos a todos o a algunos programas.


Hablabamos a principios de mes de la aceptación del OOXML como estándar y ahora nos enteramos que ha comenzado los tests con el programa que han bautizado “Albany“.

Los que eligan este programa recibirán tambien otros programas como Windows Live OneCare para la seguridad.

No se ha precisado cuanto costará el abono, pero una vez que se tenga el usuario recibirá todas las mejoras, actualizaciones, updates, parches, etc de forma “gratuita” e instantánea.

Es cierto que se hablaba desde hace tiempo de esta modalidad para superar las actuales licencias pero no se habían puesto en práctica hasta ahora, ya veremos como le sale el experimento al gigante Microsoft.

Así que dentro de poco recibirá el recibo de la luz, del agua y del Office en su buzón si quiere usar este conjunto ofimático. Bueno, de momento no será exactamente así puesto que han confirmado que las licencias de “toda la vida” seguirán existiendo.