Los creadores del navegador Opera han presentado un requerimiento ante la Unión Europea para que los sistemas operativos Windows vengan sin ningún explorador instalado.

La idea que presentan desde Opera Software es que con Windows 7 aparece un menú gráfico donde se pregunte al usuario que navegador web quiere instalar, ya que así, según ellos, todos los navegadores pueden competir en igualdad de condiciones.

Microsoft anunció que será posible desinstalar Explorer 8 de Windows7 pero aunque es un buen comienzo no es suficiente para la empresa noruega quien exige que no solo se pueda desinstalar sino que ni siquiera venga instalado por defecto.

Fuente: Diarioti.com