Ahora que la NASA ya no tiene naves espaciales, la agencia espacial estadounidense cerró acuerdos con siete empresas para realizar vuelos suborbitales, lo que se puede hacer por ahora con las naves privadas.

La agencia anunció un contrato por dos años por US$10 millones. Las empresas contratadas son Virgin Galactic, XCOR, Armadillo Aerospace, Near Space Corp., Masten Space Systems, Up Aerospace y Whittinghill Aerospace. La idea es que las empresas lleven a ingenieros, científicos y equipos al espacio para varios experimentos en ambientes de poca gravedad.

Virgin Galactic señaló que “entregar acceso al espacio a investigadores y sus experimentos es visto por la empresa tanto como un segmento de misiones futuras como también una oportunidad de negocios significativa”.