Un estudio realizado por la Universidad de Cambridge en tres regiones de Holanda apunta que el espectro autista es de dos a cuatro veces más frecuente en zonas fuertemente relacionadas con la informática.

Descubrieron que Eindhoven (donde se encuentra la Universidad Tecnológica de Eindhoven, el High Tech Campus Eindhoven y edificios de empresas como Philips e IBM y en que más de un 30% de la población trabaja en TI o tecnología), tiene un índice de autismo en menores de 229 para 10.000 niños. En regiones más comunes, como Haarlem o Utrecht (donde sólo un 16% y 17% de la población trabaja en dicho rubro, respectivamente) el índice se reduce a 84 y 57 casos por cada 10.000 .

Simon Baron-Cohen, uno de los investigadores y director del Centro de Investigación de Autismo de Cambridge, propone que las regiones donde los padres viven en torno a trabajos relacionados con la “sistematización”, como TI, tienen una mayor tasa de autismo porque los genes de esta enfermedad se expresan como un “talento para la sistematización” en parientes de primer grado.