Investigadores de la Universidad de Alberta han conseguido curar el cáncer utilizando un medicamento llamado dicloroacetato, pero como esta sustancia no requiere patente y es barata en comparación con otros usados para combatir el cáncer por las grandes farmacéuticas, la investigación no ha recibido mucho apoyo ni hace eco en los medios, posiblemente bloqueda por las mismas farmacéuticas.
Los científicos probaron el dicloroacetato en células humanas y observaron que mata las células de cáncer en los pulmones, en el cerebro y en el pecho, dejando solamente las sanas.
El dicloroacetato detona una acción en la mitocondria para que esta acabe de forma natural con el cáncer en las células.