En el pasado mes de junio, la Comisión Nacional de la Informática y de las libertades exigió al líder del Internet de someterse a las leyes francesas de confidencialidad. Google a su vez no prestaba atención y mantuvo las orejas cerradas, sorprendido el viernes pasado por la ejecución del procedimiento de sanción.

01591228-photo-cnil-logoEl tema del descontento: el uso de datos personales recogidos por google. Con la nueva alianza de los servicios de (Gmail, google+, etc.) realizada en el pasado mes de Marzo, google puede acceder a un número importante de informaciones sobre sus usuarios (la localización geográfica, número de teléfono, el historial de las páginas consultadas, etc.). La CNIL revela que Google carece de transparencia en cuanto a la colección de datos.

El pasado junio, la CNIL ha obligado al gigante de Internet de obedecerse a las leyes francesas en tema de confidencialidad. Ha exigido a Google determinar un plazo de la conservación de los datos personales  y que debe tener el acuerdo de antemano de los usuarios antes de coleccionar sus informaciones.

Sin embargo, Google no había realizado ninguna modificación en sus prácticas y rechazo de responder a las reglas puestas por la CNIL. Su respuesta Fue “Nuestra política de confidencialidad respeta la Ley europea y nos permite de ofrecer servicios simples y eficaces. Estamos enteramente incluidos a lo largo del dialogo con las autoridades de protección de datos, y seguiremos haciéndolo así.”

Un procedimiento de sanción ha sido aplicado el viernes pasado, una multa podría alcanzar los 150 000 euros.