Categoría ‘ Internet

Actualmente Google propone un modelo Windows 8 para una utilización posible en el entorno Modern UI del sistema de exploración. Del cual se podría navegar con una copia casi conforme al Chrome en el escritorio del ordenador.

0226000006687256-photo-chrome-os-windows-8Cuando Mozilla está trabajando para asegurar una verdadera adaptación al entorno Modern UI, Google está centrado evidentemente en aportar una tecla Chrome OS. Esto lo que revela la nueva versión de Chrome para Windows8 disponible en el canal de desarrollo.

Con esta nueva adaptación, el usuario tendrá en derecho en el Modern UI a una especie de plan detrabajo Chrome para poder abrir y consultar, en modo pantalla completa, las diferentes ventanas y aplicaciones. Para estas últimas, recurrimos a un lanzador de aplicaciones como él que suele estar disponible en el escritorio del ordenador. Aparte del lanzador que nos está propuesto, nos propone también aplicaciones por defecto así como la hora que podría estar posicionada abajo, a la izquierda o bien a la derecha de la pantalla y oculta de manera automática.

Esta herramienta podría oponerse a los planes del Microsoft con su Windows Store. Recordamos que para utilización en el entorno Modern UI, el navigante debería estar definido como el por defecto que se encuentra en el escritorio del ordenador.

 

Google ataca a Amazon

Aunque la compañía Amazon se considera aún atrasada en su clasificación comparandola con las conocidas compañías IBM, Microsoft y Google, en el dominio del mercado de Cloud con su AWS (Amazon Web Services), el gigante Google tomó la decisión de invertir todos sus medios financieros para imponerse en el sector, como promotor poco explorado, lanzando su nueva oferta de servidores virtuales para el público y el Cloud privado bajo el nombre de Compute Engine.

imagesGoogle ha empezado tarde en esta tecnología pero iba con pasos ciertos y seguros; primero con su infraestructura material que dispone de rapidez en los plazos de respuesta dentro de las plataformas cloud public gracias a su bockbone de fibra óptica privada y de su potente datacenter valorado como el más grande del mundo.

De hecho, Google juega sobre un punto fuerte que tiene en todas sus batallas tecnológicas que es el coste de los servicios. Hablamos de la plataforma de los servidores virtuales de última generación personalizables a la simple demanda del cliente y tarifada por minuto.

Para la gestión del coste de producciones masivas, Google declara “recycler” algunos algoritmos usados internamente o bien dentro de sus productos con el objetivo de concebir servicios Cloud comercializados basándose sobre la potencia del zócalo material cuyo coste de desarrollo es menor.

En el pasado mes de junio, la Comisión Nacional de la Informática y de las libertades exigió al líder del Internet de someterse a las leyes francesas de confidencialidad. Google a su vez no prestaba atención y mantuvo las orejas cerradas, sorprendido el viernes pasado por la ejecución del procedimiento de sanción.

01591228-photo-cnil-logoEl tema del descontento: el uso de datos personales recogidos por google. Con la nueva alianza de los servicios de (Gmail, google+, etc.) realizada en el pasado mes de Marzo, google puede acceder a un número importante de informaciones sobre sus usuarios (la localización geográfica, número de teléfono, el historial de las páginas consultadas, etc.). La CNIL revela que Google carece de transparencia en cuanto a la colección de datos.

El pasado junio, la CNIL ha obligado al gigante de Internet de obedecerse a las leyes francesas en tema de confidencialidad. Ha exigido a Google determinar un plazo de la conservación de los datos personales  y que debe tener el acuerdo de antemano de los usuarios antes de coleccionar sus informaciones.

Sin embargo, Google no había realizado ninguna modificación en sus prácticas y rechazo de responder a las reglas puestas por la CNIL. Su respuesta Fue “Nuestra política de confidencialidad respeta la Ley europea y nos permite de ofrecer servicios simples y eficaces. Estamos enteramente incluidos a lo largo del dialogo con las autoridades de protección de datos, y seguiremos haciéndolo así.”

Un procedimiento de sanción ha sido aplicado el viernes pasado, una multa podría alcanzar los 150 000 euros.