Como si los problemas con PlayStation Network no fuesen suficientes suficientes para Sony, otro servicio en línea de la compañía – Sony Online Entertainment (SOE)- fue confirmadamente hackeado, poniendo en riesgo 12.700 números de tarjetas de crédito y unas 24,6 millones de cuentas extra.

La compañía bajó los servidores cuando se dio cuenta de los ataques, indicando que había perdido registros de pago de unos 10.700 usuarios de Austria, Alemania, Holanda y España, correspondientes a una base de datos sin actualizar desde el año 2007.

De los 12.700 números de tarjetas de crédito (sin código verificador) vulnerados, 4.300 vendrían desde Japón, mientras que el resto corresponde a los países anteriormente dichos.

Parece que la seguridad de Sony está dejando mucho que  desear, y se están acostumbrando a anunciar con mucho retraso las cosas importantes, ya que las intrusiones en el SOE se sucedieron entre el 16 y 17 de abril. Sony asegura que PSN y SOE no pertenecen a la misma red de servidores y que no han sido ataques diferentes, sino que ambos han ocurrido en la misma ocasión.