El monstruo de los buscadores pide disculpas a través de su blog oficial por robar datos de las redes inalámbricas con los coches que fotografían las calles.


Se confirma que “por error” Google estuvo hasta tres años almacenando información de usuarios WiFi con la red desprotegida.

Como medida principal, Google permite a una empresa ajena a la compañía repase el software que grabo dichos datos y haga un estudio de lo ocurrido para explicarlo con mayor detalle ya que como dijo el vicepresidente de ingeniería e investigación AlanEstace, “Mantener la confianza de la gente es esencial en todo lo que hacemos, y en esto no hemos estado a la altura”.

El Gobierno de Alemania fue el que descubrió los hechos al pedir a Google los datos que recogen los coches con los que se cartografían las calles que posteriormente hacen los mapas. Google, con esta petición se dio cuenta de que sus vehículos a parte de fotografiar las calles, captaban datos de las redes Wifi de los vecinos. Esa información recopilada por Google entre otras cosas se componía de correo electrónico, textos, fotografías, Historial de internet, etc.

Google asegura en su post oficial que desde el primer momento que tuvieron conocimiento del caso hicieron que sus automóviles dejaran de recoger información de las redes Wifi y eliminarán los datos sustraídos anteriormente “lo antes posible”.

Fuente: www.20minutos.es


Ver mapa más grande