Google está intentando conseguir que su navegador de internet, Chrome venga por defecto instalado en los nuevos ordenadores.


Google Chrome, aunque con un gran impacto al inicio, no ha conseguido superar el 1 % de la cuota de mercado en materia de navegadores web.

Éste mercado sigue liderado por Microsoft Explorer con una couta del 71 % seguido por Mozilla Firefox con un aproximado 20 %.

Es por ello, que desde Google pretenden reforzar su navegador Chrome llegando a un acuerdo de distribución con los constructores de PC y así, que aparezca instalado por defecto en el ordenador.

Otra de las novedades es que durante el mes de enero del próximo año Google Chrome dejará de ser una versión beta. Otra de las maneras que pretenden potenciar Chrome es sacando las versiones MAC y Linux para el primer semestre del año.

Veremos que ocurre el año que viene, pero parece que Google se toma en serio su navegador Chrome.