Google se alista a competir con Skype, integrando dentro de Chrome un software de chat de audio y video. Se trata de open source WebRTC, que comenzó a gestarse después de que Google adquiriese la empresa Global IP Solutions (GIPS) en 2010.

El principal beneficiario sería Gmail, donde el uso del chat de voz y video requiere de un plug-in. Sin embargo, los planes de Google son que WebRTC sea utilizado de forma mucho más amplia y que se convierta en un estándar web para videoconferencias.