La famosa red social es capaz de llegar muy lejos con tal de seguir sumando adeptos.

Es lo que se desprende de una investigación que afirma que Facebook ha solicitado una patente con el fin de rastrear tanto a sus usuarios aun sin estar loggeados e incluso a aquellos que ni siquiera se han dado de alta en su red.

Sabíamos que Facebook registró durante un tiempo las actividades de sus usuarios incluso aun cuando habían cerrado sesión y estaban visitando a otros lugares en Internet. Al descubrirse el pastel se disculparon asegurando que se trataba de un fallo técnico.

Sin embargo, este nuevo hecho es un claro indicio de cuales pueden ser las verdaderas intenciones de esta red.

La compañía se defiende afirmando que por ahora tan sólo es una solitud de patente pretendiendo hacer ver que la misma no implica que vaya a llegar a ser usada.

No es la primera vez que la ética de Facebook se ven en entredicho. Hace unos meses admitió haber difundido informaciones falsas para ensuciar la imagen de su rival Google.