¿No ha pasado más de una vez el estar trabajando con nuestro ordenador portátil y de repente irse la luz sin que hayamos guardado el trabajo? Entonces nos maldecimos y volvemos a empezar… A no ser que aún tengamos en nuestro garaje a nuestro flamante vehículo eléctrico.

El hecho de que éste se alimente de la red eléctrica de nuestro hogar para recargarse es bien conocido. Pero, ¿el proceso inverso? Es el reto que han asumido los japoneses de Nissan con su modelo Leaf.

Para ello simplemente han colocado otra entrada (o salida, según se mire) junto a la toma de alimentación del coche, para revertir el proceso y poder proporcionar energía eléctrica a la casa en caso de emergencia. ¿Durante cuanto tiempo? En Nissan dicen que daría para dos días en una casa japonesa tipo. En la mía, contando la consola, los tres ordenadores, el aire acondicionado y mi madre viendo la tele-basura no creo que llegue más allá de media jornada.