Al igual que hace un rato les contábamos que se está desarrollando exitosamente una medicina que curaría casi la totalidad de las infecciones virales, ahora vamos con otro potencialmente importante avance: terapia genética para el tratamiento de la leucemia linfática crónica. Pese a que sólo se realizó con tres pacientes, en los tres casos los resultados -publicados en el New England Journal of Medicine y la Science Translational Medicine- fueron positivos y los científicos son optimistas sobre el camino que seguirá la investigación.