¿Quien no ha soñado alguna vez en convertirse en el hombre invisible? Pues no pierdan laa esperanza:

Científicos del Instituto Riken de Japón están probando un nuevo reactivo químico denominado Scale, que hace que prácticamente cualquier tejido se vuelva transparente. El químico se apoya en la modificación genética y genera que algunos tipos de células se tornen fluorescentes.

Lamentablemente, no funciona en tejidos vivos… por ahora. O en estricto rigor, sí funciona, pero rápidamente lo mata. Es que la toxicidad de los químicos es directamente proporcional al nivel de transparencia que consigue en los tejidos.

Así es que -por el momento- los científicos están ahora buscando la manera de lograr que una versión más suave del reactivo haga su labor sobre tejidos con vida, pero sin producir semejantes efectos colaterales en las personas.

La idea de esto, a pesar de nuestros bajos e inpuros intereses, apunta a que los científicos puedan ver más profundo al interior de los pacientes, sin la necesidad de romper huesos o cortar pieles, como suele suceder al tener que investigar al interior del cerebro, debajo de los tejidos y de los huesos del craneo.