El sistema operativo del gigante de internet llegará a finales del próximo otoño, o al menos eso estima Google, como ya anunciaron hace poco menos de un año, estará orientado a ordenadores portátiles y su diseño se basa en Chrome, su navegador desde 2008.


Su principal rival será Microsoft, ya que en un 90% de los ordenadores personales usa Windows.

Sundar Pichai, jefe de proyecto de la compañía, dijo que Chrome OS “es uno de los pocos sistemas operativos futuros para los que ya existen millones de aplicaciones que funcionan”, respondiendo así a las críticas de Microsoft que decían que los desarrolladores de ‘software’ tendrían que crear diferentes versiones de la misma aplicación para las diferentes marcas actuales. Quiso añadir que “No es necesario volver a diseñar Gmail para que funcione en Chrome, tampoco hay que crear una nueva aplicación de Facebook, esperan una generación de aplicaciones, incluyendo videojuegos, para trabajar dentro del navegador”.