El nuevo grupo de hackers estaría formado por antiguos miembros de LulzSec y Anonymous, y habría aprovechado un fallo de seguridad de Apple para hacerse con una lista de 26 personas y sus correspondientes contraseñas.

Apple no ha comentado nada al respecto y AntiSec ha quitado importancia a su ataque, firmando un escueto “no se preocupen, estamos ocupados con otras cosas”. Al igual que en LulzSec, AntiSec utiliza su cuenta en Twitter para comunicar sus diversas acciones.